Los mejores Consejos

La fisioterapia te ayuda a recuperarte más rápido y a evitar futuras lesiones. Aprende el como y por que con nuestros consejos y sugerencias.

DIASTASIS ABDOMINAL: frecuente en la etapa post-parto

¿Qué es la Diástasis abdominal?

Es muy frecuente en la etapa post- parto debido a la expansión del abdomen, lo cual conlleva que el tejido conectivo que recubre los abdominales se estiren y se separen.  La diástasis no es un problema exclusivo de mujeres, también los hombres pueden padecerla principalmente si suben de peso rápidamente. 

¿Por qué puedo desarrollar una diástasis abdominal?

El factor más conocido son los embarazos en caso del sexo femenino. Pero también la obesidad; esfuerzos como levantamiento de peso en fitness o en actividades de la vida diaria; entrenamientos de alta intensidad de mucho impacto; falta de tono muscular de la zona tanto en reposo como en esfuerzo; malas posturas por desbalances musculares; enfermedades que hacen toser todo el tiempo; cualquier tipo de esfuerzo que empuje hacia afuera el abdomen sin control, lo que además causa en un alto porcentaje hernias en el área. También es importante considerar que estos esfuerzos afectan sí o sí la zona pélvica o piso pélvico, donde se sufren prolapsos ginecológicos en la mujer  y de tipo urológico en ambos sexos.

¿Qué Efectos o alteraciones provocan?

A nivel estético el vientre presenta un aspecto flácido y descolgado. Los músculos profundos del abdomen no pueden sujetar los órganos y éstos se proyectan hacia delante, aparentando un falso embarazo. Es frecuente que durante los esfuerzos las vísceras, al no ser contenidas por la pared abdominal, protruyan hacia fuera, creando un abultamiento.

La falta de tono de la musculatura crea un cambio en la disposición de las vísceras y en la dinámica postural, lo que puede  generar  problemas digestivos, inestabilidad en la zona y dolor lumbar.

¿Cómo puede ayudar la Fisioterapia TMO?

En Fisioterapia TMO podemos ayudar a recuperar la figura, la funcionalidad del abdomen y del suelo pélvico, así como en el caso de que aparecieran problemas de incontinencia urinaria, fecal, estreñimiento o algún tipo de disfunción sexual.

Si bien puede corregirse por sí misma, hay ejercicios que puedes hacer para reparar tu abdomen. Se debe enfocar a tener en principio conciencia corporal de la zona; generar tono en la misma tanto en esfuerzo como en reposo, ya que si cada vez que me relajo se “desparrama” el abdomen, es como si nunca hubiera trabajado  esos músculos. Se utilizan varias técnicas que no sólo cuiden el abdomen sino también la espalda baja y la zona pélvica.

Los ejercicios recomendados son aquellos en los que se entrena la musculatura profunda, nuestra faja natural.

La Gimnasia abdominal Hipopresiva es la técnica más eficaz para trabajar el tono de la musculatura y para ayudar en la aproximación de los rectos

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *